Origen de las primeras colecciones



Una combinación de letras puede significar mucho para unos y nada para otros. Pero aquí no se trata de hablar de los otros, se trata de mostrar al mundo algo de ti con orgullo, sin miedo al que dirán, que vean hasta donde tú quieras que vean. Porque tú tienes el poder.


Supongo que algo así ocurre con las islas bonitas, lo más impresionante no es lo que está a simple vista. Todo está conectado, la tierra volcánica recorre toda la isla, cada una de ellas, desde el pico más alto hasta las profundidades del océano, formando lo que llamamos piscinas naturales. Impresionantes a la vista, inalcanzables para muchos, lugar de paz, de renovación de energías.

Es una tierra llena de contrastes, la arena negra ardiente que quema la planta de tus pies descalzos al andar de camino a la orilla, y el agua fría que calma el ardor dejando la huella del salitre en la piel. El olor a mar frente al olor de la pinocha que cae de los pinos, mientras subes a lo más alto de la isla donde te espera el mar de nubes y los vientos alisios. 


Así es como nacen los nombres de las cinco primeras colecciones compuesta por  monederos, tarjeteros, billeteras y llaveros. No puedo dejar de sentirme identificada con cada una de ellas, por mi origen, por lo que me hacen sentir. Quizás hasta ahora no estaba preparada para mostrar esta parte de mi, de compartir con el resto lo que Umbrella significa y quizás no lo esté del todo. Pero como dice el dicho “se hace el camino al andar”, y estoy dispuesta a caminar de la mano de todo aquel que quiera formar parte de este paraguas.

Besos, ¡chao!

SMJ

Dejar un comentario